La Realidad de los Clusters Turístico en RD



Por Salvador Batista

La República Dominicana continúa desarrollándose turísticamente, pese a las bajas y altas de la economía mundial.

Pero un nuevo concepto está acaparando la atención y se está dando a conocer en el país, generando gran interés por los turistas que llegan cada año interesados en ver algo más que playas y sol.

Estos son los denominados Clústers Turístico. Este concepto significa sencillamente aglomeración y/o proximidad de empresas con características similares o dedicadas a una misma actividad.

La República Dominicana se ha integrado a este nuevo sistema de hacer turismo unificado con el fin de darle más opción al turista aventurero interesado en la fauna y flora, y porque no, integrarlo en el quehacer de cada pueblo o ciudad.

El país tiene aproximadamente 9 clústers turísticos, los cuales han comenzado a tener excelentes resultados, gracias a la ayuda de las autoridades y de los organismos internacionales, que de una forma u otra apoyan este tipo de iniciativas para el crecimiento grupal.

Para Tamara Vázquez coordinadora de Turismo Sostenible y Cultural del Consejo Nacional de Competitividad (CNC), en el país se ha venido trabajando en la creación, apoyo y consolidación de los clústers turísticos a nivel nacional.

Los clústers están situados en las provincias de La Romana, La Altagracia, Samaná, Puerto Plata, La Vega (con clústers en Jarabacoa y Constanza), Monte Cristi, Barahona, Pedernales y la ciudad de Santo Domingo.

El crecimiento de estos ha sido tan importante y productivo que ya entidades que agrupan grandes cadenas hoteleras entienden la importancia para el desarrollo económico y social de cada provincia este sistema.

Para la presidenta de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (ASONAHORES), Haydée Rainieri, el cluster, como mecanismo de integración, promueve una intensa presencia comunitaria que se resume en la frase “el Turismo Somos Todos”.

Cree también que el desarrollo de los clústers turísticos es el golpe de gracia a la falacia de que el desarrollo turístico dominicano es esencialmente excluyente, fundamentada en una concepción de enclave y exclusión de la comunidad, por la modalidad del Todo Incluido.

Mientras que el director ejecutivo del Consejo Nacional de Competitividad, Andrés Van der Horst Álvarez, sostuvo que los clústeres además de elementos de desarrollo económico de los pueblos, sirven para solucionar los problemas sociales de las comunidades.

Entiende además, que por esa razón los miembros de los clústers deben ser aliados de los políticos, las instituciones municipales y las del Gobierno Central.

“Creemos que los clústers deben forman parte de un plan integral de desarrollo de los pueblos, con la participación de todos los actores sociales”, destacó el funcionario.

Logros clústers turísticos

Pero es bueno estar consciente de que gracias al apoyo de diferentes entidades públicas y privada a nivel nacional e internacional los clusters han generado gran interés, sobre todo por una nueva generación de turistas aventureros, los cuales les gusta convivir con la naturaleza y los habitantes de pequeñas comunidades.

Esto ha generado un desarrollo real de actividad comercial en las comunidades como es el caso de Romana-Bayahibe, la cual a través de la gestión de Clúster se convirtió en el primer destino turístico en el Caribe en obtener la Certificación de Bandera Azul, así como contribuyo a que todos los hoteles de la zona obtuvieran certificaciones globo verde.

Otros ejemplos de Clusters exitoso es el de Puerto Plata, el cual ha contribuido a la renovación del centro histórico de la ciudad así como la restauración de las casas históricas victorianas tradicionales.

Clúster turístico de Barahona, el cual demás de sus aportes en la elaboración del plan estratégico de mercadeo para ayuda a las MIPYMES de la zona, ha trabajado arduamente en la promoción de la inversión pública y privada para mejorar la infraestructura, el medio ambiente y la calidad de la provincia.

Clúster de Pedernales, junto al de Barahona, ha venido apoyando las gestiones de la actual campaña Orgullo de Mi Tierra de la empresa CCN (Centro Cuesta Nacional), cuyos aportes apuestan hacia la valoralización y rescate cultural de estas provincias así como su consolidación como destinos turísticos sostenibles.

Los Clúster turístico de Constanza y Jarabacoa han aunado si esfuerzos en la consolidación de productos turísticos integrales que potencien el segmento eco y agro turístico, así como la conservación de su medioambiente.

El Clúster de Montecristi ha empezado a trabajar en la elaboración de su plan estratégico, así como en la promoción de la cohesión entre sus miembros, estas actividades están siendo apoyadas grandes entidades que tienen que ver con el desarrollo del turismo sostenible.

Y el Clúster de Santo Domingo por su parte ha impulsado importantes iniciativas para la sensibilización sobre la importancia de proteger el entorno, ha apoyado el proceso de consolidación y consenso para la creación de la marca ciudad de Santo Domingo, así como dirige sus acciones, entre otras cosas, hacia el remozamiento y ordenamiento de la zona colonial, como atractivo distintivo del país.

¿Qué es la CDCT?
Esto es el Consorcio Dominicano de Competitividad Turística, entidad que agrupa a los Cluster Turísticos de República Dominicana y otras instituciones vinculadas para fomentar la competitividad sostenible y la equidad en el sector del turismo de la República Dominicana.

Para su presidente, Rafael Collado, el sector turístico dominicano tiene hoy una oportunidad y una responsabilidad que se debe aprovechar.

Dijo que “los que nos hemos subido al carro de los Clusters o grupos de competitividad sectorial, siempre hemos anhelado un turismo más vinculado con la naturaleza y más inclusivo. Siempre hemos soñado con diversificar nuestra oferta turística para que sea más atractiva, más competitiva”.

Consideró que es el momento, es la oportunidad que esperaban. “La tenemos que tomar y convertir en una historia de éxito, mediante un proceso serio de innovación que permita valorizar en su justa dimensión cada uno de los atractivos rincones de nuestro país y que involucre a todas y cada una de las personas que tienen fe y esperanza en un mejor porvenir para nuestras comunidades”.

By | 2017-05-24T21:49:30+00:00 May 28th, 2010|Mi Opinión, Uncategorized|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment